Hipótesis incorrectas en desarrollos tradicionales, o ‘creique’ y ‘penseque’


Project Planning

Project Planning

Querido Internet:

Todos los que saben un poco de agilidad han oído hablar de Henrik Kniberg, aunque solo sea porque dos de sus principales obras están traducidas al castellano (ya he hablado de una de ellas en este post).

Acabo de ver la keynote llamada “The essence of Agile” que hizo en la conferencia Agile Spain 2010 hace ya algunos meses en la Universidad Politécnica de Madrid. Tenemos la gran ventaja de que está disponible en Youtube y que ademas en su propio blog tenemos las diapositivas que usó en PDF. Eso sí, en perfecto inglés.

Una de las partes que más me ha gustado es la descripción que hace de los proyectos tradicionales, comparándolos con el lanzamiento de una bola de cañón. En estos proyectos trabajamos bajo tres supuestos (traducción libre):

  • El cliente sabe lo que quiere.
  • Los desarrolladores saben cómo construirlo.
  • No habrá ningún cambio por el camino.

Al disparar una bola de cañón tenemos una única oportunidad de acertar. Por este motivo se suele gastar mucho tiempo en “apuntar”, teniendo en cuenta las condiciones durante la medición. Pero una vez hemos disparado nos damos cuenta que una ráfaga de viento desvía nuestra trayectoria, que el objetivo que tenemos se ha convertido en móvil, y además que nos hemos equivocado al apuntar.

Sin demasiado esfuerzo me vienen a la cabeza varios proyectos en los que, si bien se han gestionado con metodologías predictivas, no se ha dado ninguna de estas suposiciones, y que seguro que habrían tenido mucho más éxito si se hubiesen aplicado las suposiciones que han llevado a desarrollar la agilidad, a saber:

  • El cliente descubre lo que quiere durante el desarrollo del proyecto, no al inicio.
  • Los desarrolladores descubren cómo implementarlo durante el proyecto.
  • Muchas cosas pueden cambiar por el camino.

En este caso Henrik utiliza como metáfora un misil guiado, que va revisando cada poco tiempo dónde está el objetivo, los impedimentos que se ha encontrado, y va haciendo cambios de dirección en función de la información que se va recopilando por el camino. No hace falta gastar mucho tiempo en apuntar, el misil irá guiado al objetivo poco a poco hasta hacer impacto.

Y es que hay una realidad que es evidente, si utilizamos poco tiempo en planificar nuestro proyecto, seguramente nuestro objetivo no está claro al principio, pero se irá clarificando a medida que avance el proyecto. Pero si tardamos mucho en planificar, cuando queramos avanzar el objetivo se habrá movido, y ya no tendremos tiempo de reajustar el tiro, y en muchos casos nuestra competencia habrá ya disparado.

“Yo es que creí que el cliente sabía lo que quería”. “Yo es que pensé que mi proveedor cumpliría los plazos que me indicó”.  Amígo mío, no des nada por supuesto, el ‘creique’ y el ‘penseque’ son hermanos de Don ‘tonteque’.

En el resto del video Henrik nos introduce a los conceptos básicos de agilidad, y hace un repaso breve de Scrum, XP y Kanban, con ejemplos muy ilustrativos. Os invito a que veáis la keynote completa, es una gozada ver a este sueco en acción, durante más de una hora consiguiendo sin problemas mantener la atención del público.

Suyo afectísimo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agilidad, Project Management y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s